Categorías
Colonia Aurora Noticias

Buscan declarar “Fiesta Nacional del Ananá” a la celebración que se realiza en Colonia Aurora

Se trata de un proyecto presentado por el diputado nacional Héctor “Cacho” Bárbaro. La iniciativa permitiría incluir al evento en el calendario turístico y cultural nacional.

El diputado nacional Héctor “Cacho” Bárbaro (Frente de Todos-PAyS) presentó en el Congreso de la Nación un proyecto que busca declarar “Fiesta Nacional del Ananá” a la celebración que se realiza todos los años durante el mes de febrero en el municipio de Colonia Aurora, Misiones.

En caso de aprobarse, la iniciativa permitiría incluir al evento en el calendario turístico y cultural nacional y disponer de su difusión por medio de los organismos con competencia en la materia, así como también lo declararía “de interés turístico y cultural nacional”.

En los fundamentos del proyecto Bárbaro expuso que la “Fiesta del Ananá”, que este año realizará su 18° edición, es la única en el país que homenajea a los pequeños agricultores de la zona que lograron diversificar la producción “con esta fruta de noble sabor y dulzor y con características nutricionales inigualables que la hacen muy requerida en el mercado”.

Destacó que no existe otra región en el país “donde el ananá crezca con el peso y el dulzor que adquiere en las barrancas del Río Uruguay, en chacras de producción familiar, con un entorno de paisajes espectaculares y una combinación de humedad y temperaturas que posibilita el milagro de la fruta tropical en el norte del país”.

Explicó que la consagración como “Fiesta Nacional” a la celebración del Ananá no solo es importante por el producto que resalta, sino por lo que significa para el alto Uruguay misionero y para la soberanía y la identidad argentinas en la frontera.

Precisó en ese sentido que Colonia Aurora es un municipio de segunda categoría de la provincia de Misiones ubicado en el Departamento de 25 de Mayo, y que limita al Este con el Río Uruguay y la localidad brasileña de Santo Antonio, en el municipio de Mauricio Cardoso.

Acotó que si bien la particularidad lingüística de la zona está marcada por el “portuñol”, la mezcla entre español y portugués que habla la gente de la frontera, “la bandera argentina ondea orgullosa en las escuelas, las instituciones públicas, los clubes y las casas”.

“Es uno de los municipios más jóvenes del país, ya que comenzó a habitarse hace apenas 60 años. Entonces, la única vía de acceso a estas tierras selváticas era el río Uruguay, y quienes decidieron hacer de Colonia Aurora su hogar no contaban con servicios de ningún tipo, ni vías de comunicación, por ello es tan significativo reconocer el esfuerzo realizado en tiempos en que otros habitantes argentinos ya gozaban de las comodidades y facilidades de los entornos urbanos”, reconstruyó el legislador misionero, quien trabajó por más de dos décadas como maestro rural en esa localidad.

Bárbaro indicó que la población local laboralmente activa se compone mayormente de pequeños productores rurales dedicados a la agricultura familiar. Y observó que las fuentes de trabajo son las que se autogeneran las familias con su actividad agrícola: “Tal producción, que tiene al ananá como estrella y se complementa con lácteos, yerba mate, granos y tabaco, permitió el arraigo de la población en esta zona estratégica de la provincia y el país”.

Colonia Aurora tiene actualmente 15 mil habitantes que, en su mayoría, viven en las 56 mil hectáreas que componen el ejido, es decir que gran parte de la población sigue siendo rural.

“Y si bien aman la ruralidad lograron consolidar una pequeña zona urbana cada vez más moderna con infraestructura y espacios comunitarios, con acceso a servicios públicos, vías de comunicación asfaltadas, escuelas de todos los niveles, medios de comunicación y sedes de entidades públicas. Colonia Aurora es Argentina, y la argentinidad se engrandece en sus costas”, valoró el diputado nacional, fundador y conductor del PAyS.

“Por todo ello es importante declarar a la celebración como Fiesta Nacional del Ananá, porque no solo reconoceremos el esfuerzo de quienes sostienen una producción diversificada que provee al país de un aporte nutricional inigualable, y que en parte reemplaza a la fruta importada, sino también un modo de vida de valores y principios que nos interesan destacar: el trabajo, la colaboración, el compromiso comunitario para hacer nacer y crecer un pueblo que hoy es ejemplo de progreso, y la construcción de identidad y de soberanía a partir del arraigo y el amor por este suelo argentino”, manifestó Bárbaro en el tramo final de los fundamentos del proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *